AUTOPSY

Autopsy

Tourniquets, Hacksaws, Graves
Peaceville, 2014

Hay que reconocer que el regreso de los californianos Autopsy ha sido uno de los más intensos que alguna difunta banda haya tenido en la historia del Death Metal.

Desde que volvieron a las pistas con el disco Macabre Eternal (2011) el cuarteto no ha dado respiro alguno para el descanso.

Hay que mencionar además que Autopsy también se ha tomado las cosas con calma respecto a conciertos. Muchos shows no dan al año y eso les permite concentrarse en sus labores domésticas y de estudio, donde han encontrado la fórmula perfecta para componer con el mismo ímpetu y lujuria de antaño, sin perder ese carisma y especialidad que los caracterizó con clásicos irrepetibles como Severed Survival (1989) o Mental Funeral (1991).

Por lo demás, son pocos los actos como estos que mantienen su fidelidad absoluta con una etiqueta tan particular y consecuente como lo es la inglesa Peaceville. Como sabemos, la mayoría de las agrupaciones opta cambiarse de casa discográfica a medida que avanzan ganando experiencia y popularidad. En el caso de Autopsy (y la mayoría de las bandas del sello) mantienen la misma postura. Eso habla bien de la etiqueta.

Respecto a este nuevo opus, les adelantamos que no van a decepcionarse en lo absoluto. Sobre todo los fans del grupo, y todos aquellos nuevos e ingenuos corderos que aún no se envenenan con el ardor y oscuridad sádica que ofrece cada una de las doce canciones que incluye esta nueva placa.

Chris Reifert (voz y batería) no escatima en exprimir al máximo su cerebro y cuerdas vocales para abofetearnos con sus extraordinarias letras gore, llenas de sangre e historias macabras. Es su marca registrada y él lo sabe a cabalidad. Sus compañeros de banda, Eric Cutler y Danny Corales tampoco dejan espacio para la improvisación y no tienen ninguna vergüenza en seguir el camino que han pavimentado desde que iniciaron esta interminable odisea llamada Autopsy. Quizás el papel de Joe Allen –bajo- es el más humilde y de bajo perfil en la banda. Entiendo que los creativos del grupo son y siguen siendo los mismos tres dementes de siempre (Reifert, Cutler, Corales).

Como era de esperarse, Peaceville ofrece al fanático la opción de digerir esta nueva ofrenda en los clásicos formatos: CD, Vinilo y el Digital, este último se ha convertido en una opción bastante viable para aquellos que han ingresado por la puerta trasera al movimiento metalero.

Les mentiría si digo que este es mi disco favorito de Autopsy o que está encamino a convertirse en un clásico de la banda. Aún sigo creyendo que los verdaderos aciertos del grupo se lograron a inicios de los noventa. Eventos como Tourniquets, Hacksaws, Graves demuestran solamente que la banda no da el brazo a torcer. Ni tampoco tiene ganas de mirar hacia el lado. Ellos avanzan fijo y sin dar tregua. Y tampoco les importa mucho la competencia.

¡Autopsy sigue rigiendo!

Andrés Padilla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>