AT DEVIL DIRT – Sin Revolución, No Hay Evolución

Oriundos de Santiago y con tres álbumes llenos de pantanosos riffs y melodías que van desde lo más ácido de Kyuss o High On Fire, hasta lo más poético de The Beatles o Pink Floyd, el dúo AT DEVIL DIRT se alza comouna de los secretos mejor guardados de la escena Sludge/Doom de Chile. Sí, es una mezcla única en la zona y por supuesto de calidad. Tan así, que su más reciente esfuerzo, Plan B: Sin Revolución no hay Solución fue editado en un lujoso vinilo -Gatefold transparente- por la etiqueta alemana Kozmik Artifactz, especializada en la materia.

Con sólo una guitarra, algunos efectos y una batería, la magia reluce naturalmente en esta alucinante agrupación que a más de alguno le va a sacar chispas en el cerebro.

Para saber más de ellos y por supuesto, acercarlos al público que se atreve a probar nuevas texturas musicales, hablamos con Nestor “Gato” Ayala -voz y guitarra- quien nos comenta sobre la recientemente editada tercera entrega y sobre los planes que hay detrás de este polvo del demonio.

Por Andrés Padilla
Fotos por Diego Urbina

Sé que dentro del gran orbe de metaleros o seguidores de Grinder muchos ignoran que hay detrás de AT DEVIL DIRT (ADD). Por lo mismo, me gustaría que pudieras hacernos una breve reseña de la banda.
La idea siempre estuvo desde los ´90 cuando me embarqué en la banda Duna, es decir, estábamos haciendo grunge, pero yo venía del Metal y por aquellos años di con Crowbar, Eye Hate God y Kyuss; estas bandas me volaron por completo la cabeza, por un lado el Doom pesado y carnoso de los gordos o EHG, y por el otro, el dinamismo y lo sucio que me resultaba el sonido de Kyuss. Esto es lo mío, así quiero sonar, pero parecía casi imposible llegar a ese sonido. No estaban digamos, ni los instrumentos ni equipos adecuados para dar con ese sonido. Los años pasaron, hice discos en distintos proyectos, pero no fue, sino a finales de 2007 o 2008 que nos juntamos a jamear con Tito Velozo (Jada/Tabernarios); ahí comenzó a fraguarse esto. Luego Tito se fue a vivir a Canadá y retome la idea de dúo con mi compañero de toda la vida, Pancho, quien me ha apañado en cuanto proyecto musical he tenido en mente. No tenía ni siquiera una guitarra, por lo que partí ocupando los equipos de bajo de Pancho, y él se compró una batería. Pancho siempre quiso tocar batería y no Bajo, porque le aburría, y ya estaba tocando batería en El Gran Temor, luego se retiró del El Gran Temor, comenzamos a ensayar y el sonido salió solo. Los equipos de bajo le daban a la guitarra ese sonido que siempre quise, y hasta el día de hoy, ocupo sus equipos.


Como se dice en la jerga chilena, ¿Por dónde le aprieta el zapato a ADD? Me refiero a sus influencias.

De influencias creo que sería interminable, pues me considero un melómano. Compro compulsivamente vinilos o cds. Me da lo mismo la moda. Si me gusta la banda, me lo compro. Dicho sea de paso, he estado en una cruzada comprando todos los vinilos que vendí, todas mis joyitas Thrash de finales de los ´80, pero volviendo a las influencias musicales, puntualmente puedo mencionar a Black Sabbath, Sleep, Om, Electric Wizard, Trouble, Candlemass, Alice in Chains, The Beatles, The doors, Led Zeppelin, The Stone Roses, Only Living Witness, Tame Impala, The Black Keys, Jesus & Mary Chains, My bloody Valentine, Spiritual Beggars,  y sigue y sigue.

Ya no es sorpresa que las brechas naturales que existían en los noventa con el sonido setentero y el Metal se hicieran muy estrechas y casi se unieran por completo. Desde un ángulo crítico, antiguamente no se mezclaban mucho estos estilos, pero hoy es normal que un banger que escucha Slayer o Morbid Angel, también pueda disfrutar a bandas como ADD. ¿Sientes que el público del grupo es parte Metalero?
Creo que así es, y existe una dinámica en toda escena. Por ejemplo, para mí, South oh Heaven (Def Jam, 1988) de Slayer tiene a Tom Araya doblando voces todo el álbum, y si lo ves en perspectiva, ese álbum salió después que Slayer girara con Alice in Chains. Hay muchos otros ejemplos de álbumes donde hay un acercamiento a otras corrientes musicales, lo que hace, que quienes escuchan, tienen una perspectiva mayor y no les molesta escuchar otra cosa, pero por supuesto hay quienes son más puristas, y se quedan con la esencia de un estilo u otro. Es cosa de escuchar el último álbum de Morbid Angel. Ya no son los músicos de Altars of Madness (Earache , 1989). Los locos se abrieron a otras vertientes, y hay público que lo entiende y disfruta, y otros no.  Creo que nuestra música es relativamente accesible a cualquier amante de ésta, pues tomamos prestados elementos de muchos estilos, por supuesto buscando una identidad y un sonido que nos agrade a Pancho y a mí. Alguien me dijo, después de escuchar el segundo álbum de ADD “… No descubriste la pólvora, pero tiene un sazón diferente a todo lo que escucho”.

Quienes te conocemos de años, sabemos tu importante participación en la segunda generación del Metal en Chile. Me refiero a fines de los ’80 cuando liderabas Injurious Expressions Zine, fanzine que quizás desde una mirada lejana, resume lo que has hecho en tu carrera artística. Comenzaste tocando Death Metal en una olvidada banda como Incarnate, y luego dejaste de escribir reviews para agarrar el aire fresco que traía el Grunge en bandas como Jada o Duna.  ¿Cómo ves tu paso por la escena y qué recuerdas de tus inicios?
Partí con el fanzine por una razón muy simple, escuchar más música a la cual no había acceso, y en esos tiempos era la forma que teníamos muchos de escuchar o saber que pasaba en otros lados. También era una forma de recibir material gratis y compartirlo con tus amigos. Esa época fue la que forjó mi devoción y respeto por la música y me refiero a ésta en general, esa que se hace visceralmente a punta de pasión. Después dejé el papel y vamos armando bandas, y mi premisa era: si este loco en otro país puede, ¿por qué yo no?. Todo lo que escuché esos años alimentó mi pasión por disfrutar de la música, ya sea, escuchando o componiendo o haciendo lo que pudiese por ella, y quienes me conocen, saben que he tratado de ser lo más sincero posible en lo que he hecho.


¿Cuéntanos cómo te sientes con la edición en vinilo de Plan B: Sin Revolución no hay Solución.?

Me siento de la misma forma en que he enfrentado todos los álbumes de ADD, ya sea que salgan o no, feliz, pero por supuesto que es increíble ver que estás editado en otro país, en este formato que es precioso y que en semanas se vendió más de la mitad de la edición completa y por sobretodo que la respuesta hacia lo que haces es positiva y que estás a la par con tremendas bandas.  Ver el nombre de tu banda en Charts Europeos donde te encuentras entre los primeros 20 mejores discos, y que recibas el aprecio y respeto, eso es fruto de esfuerzo, y nadie puede decir que no lo merecemos. Hemos trabajado para ello, pero cuando digo, hemos trabajado, me refiero a crear composiciones que estén dentro de un nivel y preocuparnos que cada disco sea mejor que el anterior y creo que así es.

Al comparar el disco en formato Digipack con el Vinilo, notamos algunas diferencias tanto en la gráfica como en el contenido de las canciones. Incluso tienen otro orden. ¿Podrías explicarnos estas diferencias y las razones? Por ejemplo, el discurso de Allende no está en el vinilo. Particularmente lo encuentro una pieza clave en el disco.

El disco fue pensado como esta editado en el CD, pero tuvimos que sacar el cover de los Beatles por asuntos legales. En cuanto al discurso, tuvimos que eliminarlo sólo por razones de que el formato no lo permitía y encarecía demasiado los costos, por lo que tuvimos que pensar como adecuar el álbum al formato de vinilo. Sólo fue eso. Fue una pena retirar el discurso de Allende, pues es la parte medular en este álbum. En el momento que fue grabado, eran 40 años tras el golpe militar. En cuanto a la gráfica, pensamos que sería adecuado aprovechar y hacer otro diseño, manteniendo sí la parte frontal sin cambios, y el diseñador quiso hacer un giño a los collage que se hacía en las bandas Thrash en los ‘80.

Se que ADD tiene una larga lista de referencias positivas en cientos de sitios extranjeros. Puntualmente blogs dedicados a promover el sonido setentero. Imagino que también deben existir bastantes buenas referencias en revistas impresas, sobre todo ahora con la reciente salida del vinilo. ¿Cuáles son los mejores comentarios sobre la banda?

La verdad, es que así ha sido desde el principio, muy buenas críticas, excepto una de un blog en Inglaterra, pero cada álbum ha tenido muy buena acogida dentro de quienes escriben y fans de la música, lo cual nos mantiene contentos y satisfechos. Contestando directamente tu pregunta, prefiero que los internautas busquen ellos mismos en la red, y constaten de que hablan.

¿Cómo es que llegaron a Kozmik Artifactz? ¿Cuál es el trato? ¿Habrá más discos? o ¿sólo lo ves como una apuesta?

La verdad es que ellos nos propusieron el trato. Son fans de ADD desde hace un buen tiempo y el contrato fue sólo por este disco, sin embargo las puertas están abiertas para el próximo álbum, aunque aún debemos grabarlo. Esta vez nos vamos a tomar un buen tiempo para hacerlo. La composición del nuevo álbum ya comenzó y queremos que sea el mejor de los cuatro. El título será Everything Ends Here. Y  si alguien se pregunta si vamos a tocar en vivo, no lo sé, creo que serán un par de tocatas puntuales para el 2015. Mi preocupación es grabar este nuevo álbum, el cual ya esta compuesto casi en su totalidad.

A pesar del aparente éxito internacional de ADD,  la realidad Chilena es otra. Acá parecen estar estancados, no sólo ustedes sino que junto a un montón de bandas de similares sonidos, que poseen talento y capacidad a mango como para proyectarse. El potencial de su música traspasó fácilmente las barreras de la lejanía y aislamiento natural de un país como Chile. ¿Qué pasa entonces que ADD no intenta dar el salto?

Para ser sincero creo que no tengo el temple, ni la osadía de mandarme un salto y dejar que la música sea mi forma de subsistir. El tener un trabajo y familia. Son otras las prioridades en mi mundo y estas responsabilidades no pueden coexistir, o por lo menos no en esta etapa de mi vida personal. No podría embarcarme a un tour por Europa (que nos lo han ofrecido) y dejar todo botado acá. No puedo y en lo particular no es mi intención. Disfruto haciendo música y grabar discos, pero me agotan incluso las tocatas chicas, es un stress que no me lo banco, pero todo mi respeto a quienes lo hacen o lo están intentando. Tal vez, si este éxito hubiese sido veinte años atrás, me largo, pero nunca fue mi meta. Mi meta es grabar otro disco y retirarme de esto, por lo menos un tiempo. Creo que los proyectos por muy buenos que sean tienen fecha de caducidad. Al menos para mi, así lo es. Si en diez o veinte años más me preguntaran ¿Por qué no aprovechaste la oportunidad?, respondería que sólo quería hacer buena música para mi y mis amigos. No necesito lo otro. Me basta y sobra con esto, juntarme a ensayar sin presiones ni obligaciones, grabar y exteriorizar lo que pienso y creo a través de la música. Eso es suficiente pago para mí.

Desde su legado de comienzo de los noventas hasta el minimalismo de dos integrantes y la búsqueda de identidad de una banda que se distingue del sonido tradicional pesado y arenoso, tenemos una banda en una búsqueda de parajes psicodélicos cercano a The Beatles.  ¿Cómo es que llegaron a evolucionar a esas influencias, sin dejar de sonar pesados, sucios y Doomers? ¿A qué se debió esa “evolución”?

Creo que eso es natural en todas las bandas. Me aburre estar haciendo lo mismo y no evolucionar un sonido propio. Para mi es el camino a seguir. Mantengo una devoción por riffs arrastrados y a la vez disfruto creando armonías, pero es porque me entretiene testear hasta donde podría llegar vocalmente. Hemos probado distintas estructuras en las canciones y agregar pequeños detalles, enriquece el proceso. Sin embargo, tratamos de ajustarnos siempre al formato de dos, es decir, lo que podamos hacer nosotros dos como banda es lo que debe sonar. Estamos probando con teclados antiguos algunas sonoridades, pero no es más que eso, la base sigue siendo batería y guitarra, y puedo adelantar del nuevo álbum que será el más lento de todos, por lo menos hay cinco temas y uno es mas lento que el otro, y así. La parte vocal aún no la tengo clara, veremos que sucede con eso.

Hablemos un poco del disco. Puedes contarnos ¿cómo se gesta este tercer álbum? ¿Cuánto tiempo tardaron en todo el proceso?

La forma que tengo de componer es muy simple. Grabo todas las ideas y luego voy seleccionando los riffs que más me agradan. Luego se las muestro a Pancho, el batero,  y entre los dos vamos armando las canciones y ésta queda lista cuando nos aburrimos. Si nos aburrimos, así queda la canción y nos dejamos de webiar. Aunque después de que las grabamos siempre decimos: “…oh, aquí deberíamos haber hecho esto o lo otro”, pero eso es pajearse mucho. Plan B, fue igual, grabamos un demo en vivo con 17 canciones y luego desechamos las que no nos convencían.

¿Existió una búsqueda en particular para lo que es el resultado de Plan B?

Si te refieres a las letras, absolutamente. Necesitaba hacer algo más sustancial y comprometido con mis ideales socialistas. Nunca fui participe de panfletear mi música, pero era el momento adecuado de realizar una especie de humilde homenaje a los hechos acontecidos en el ’73. Hoy no tengo ninguna bandera política y no me interesa en lo más mínimo, pero eso no significa que no pueda plantear un ideal o contar una historia, en este caso, algo que si sucedió, pero del cual fui espectador sin conciencia, pues tenía dos años de edad.

Musicalmente grabamos este disco sin saber cual sería el resultado. Para mí los tres álbumes han sido una sorpresa después de grabarlos.

¿Quedaron cosas por desarrollar, experimentar o incluir? ¿O sobró material en estudio como para hacer otros lanzamientos más chicos como 7”EPs o participar en Splits compartidos?

Sí,  sobró material, pero del cual hemos compartido en nuestra página de bandcamp casi todo. Y cosas por desarrollar, por supuesto, pero lo haremos en el próximo álbum.

¿Cómo fue el trabajo con un productor musical a la hora de ir desarrollando el disco? ¿Qué porcentaje le atribuyes respecto al resultado final del disco?
En este caso, le atribuyo el resultado del álbum 100% al productor, ya que el artífice del sonido fue él. Los que me conocen, saben que soy un conchesumadre al momento de trabajar, y que soy obsesivo compulsivo con todo lo que hago, y que si no lo hago yo, la weá está mal, y se, que quienes me conocen, están cagados de la risa en este momento, porque así soy. Y volviendo a la pregunta, esta vez deje que el loco hiciera lo que quisiera, mientras el álbum sonara ultra pesado y melódico a la vez. Juan Pablo Alvaro, el productor, seco!!

El nombre del disco es bastante claro. ¿Cual fue el mensaje que quisieron transmitir en Plan B?
Hay que dejar atrás los paradigmas. Cuales sean estos da lo mismo. Chao con lo que no se pudo, levántate otra vez, y si la primera falló, vamos por la segunda, y así. La vida esta llena de fracasos, pero siempre tiene que existir un plan de contingencia u otra forma de enfrentar la vida. Y esto debe ser una revolución, de lo contrario te estancas, es decir, para mi tiene sentido que todo cambio es positivo y frente a la adversidad no hay  más que levantarse y trabajar, luchar o lo que sea por lo que quieres en tu vida. Si te quedas sentado esperando que la vida pase frente a tus ojos, no solo eres un weón flojo, peor, te conformas con lo que sea y no eres participe de ella. Para mi no existe otra forma de seguir adelante. De eso se trata este álbum. Las segundas oportunidades se las da uno mismo, uno es quien forja su camino.

Al parecer todo indica que la evolución no ha terminado. ¿Cuáles son los actuales horizontes de la banda?

Musicalmente va por todos lados. Escuchamos mucha música diversa, por lo que siempre estamos interesados en incluir lo que nos gusta. Lo tomamos prestado, los moldeamos y eso es. El nuevo álbum está más cargado a los riffs lentos.

Luego del comunicado oficial en el sitio de la banda ¿no existiría algún “Plan” luego de Everything Ends here?

No, sólo grabamos este disco y dejamos el proyecto en stand by. No es una despedida, digamos que dejaremos en un sueño de letargo a At Devil Dirt. Si hay tocatas en vivo que sean interesantes, veremos. Tengo ganas de hacer un disco con muchas colaboraciones. Hay mucho músico acá de gran calibre y talento, por lo que me encantaría tocar y grabar en una especie de cooperativa. Veremos si puedo concretar algo con esta idea.

Imagino que todos aquellos fans del grupo aún pueden adquirir algunos lanzamientos de la banda. Detállanos el material que tienen disponible y cómo pueden contactarlos.

A través  de Corvus Discos pueden adquirir los dos primeros álbumes en CD. El tercer álbum en CD y Cassette pueden adquirirlo a través de Tuneless Rec. El vinilo del mismo está disponible por venta directa con Kozmik Artifactz en Alemania. Acá en Chile, pueden adquirir el vinilo por medio de www.needle.cl

Para cerrar, Los fans de la banda quieren saber si habrá ADD para los próximos años.
EL tiempo lo dirá, que es lo único que no tengo en este momento, tiempo para dedicarle.

Últimas palabras a los lectores de Grinder.
Agradecer a ustedes por la instancia. Esta es la entrevista más entretenida y que he respondido con mucho placer. Así es que nada. Gracias por el espacio y el tiempo que le dedicaron a esta banda. Saludos.

ADD2 ADD3 ADD4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>