SADISM – The Ocularis Domination

sadism
The Ocularis Domination
Australis, 2014
Sexto álbum en estudio de este incombustible quinteto de Death Metal nacional que hace rato cuenta con el apodo de “leyenda”.
Contando el indiscutible y nutrido prontuario discográfico de Sadism, este trabajo viene a ser el primero que logran componer en doce años -incluyendo en su totalidad canciones nuevas- desde la salida deSummon(Toxic, 2012). A pesar de que la misma banda reconoce queTwo Decades of Perpetual Souls (Rawforce, 2010) -donde regrabaron los viejos tracks de sus míticos Demo Tapes-, fue para ellos casi lo mismo que componer un disco nuevo.
The Ocularis Domination aparece en una etapa de muchos cambios dentro de Sadism.  Partiendo por el alejamiento de alguno de sus músicos, entre ellos el insigne Enrique Zúñiga (Atomic Aggressor) y la consolidación definitiva de su reemplazante, el excelentísimo Gabriel Hidalgo (Six Magics), quien seguramente llegó aportando notoriamente con una nueva estética a la música del conjunto. Junto a él, el más reciente miembro de la banda, el guitarristaPablo Proharam completa la dupla de seis cuerdas que nos hace tambalear con cada riff y armonías incluidas en los diez tracks de este fenomenal disco.
También en la formación desde 1998,  Juan Edo Moore -bajo- se resume como otro de los aportes fundamentales para que el quinteto se haya mantenido acoplado y firme dentro de sus cuarteles -Estudios Sade-, en donde compusieron el año pasado, en algo así como una semana de intenso trabajo, todos los riffs y melodías deThe Ocularis Domination. La banda reconoce que fue una rutina que nunca habían experimentado en sus 26 años de vida.  Esto demuestra que en Chile no es fácil hacer Death Metalde calidad. Esto demanda esfuerzo, tiempo y mucha convicción.
¿Qué pueden esperar musicalmente los seguidores de Sadism de un trabajo como este? Simplemente es lo mejor que ha hecho la banda en sus últimos años carreras, partiendo por la inconfundible marca registrada de su sonido que tienen muy bien patentado y consolidado. Su propuesta sigue intacta y con la fuerza característica que tienen sus composiciones.
Si bien es cierto, comparando al Sadism de antaño -cuando la precariedad rodeaba a la escena-, con el actual momento del movimiento Underground donde las cosas hoy se pueden gestionar con más ayuda de la tecnología, The Ocularis Domination se ubica en un escalafón muy distinto. Sadism se acostumbró a componer de manera intrincada, compleja y al mismo tiempo desafiante para ellos mismos. A pesar de que alguno de los tracks nuevos no tienen más de tres riffs, cada uno de los temas incluidos en el disco suena con una complejidad aplastante. Difícil además que una banda se mantenga haciendo lo mismo por una y otra vez. La evolución y compromiso de Sadism es y ha sido sumamente cuidadoso en todos los aspectos. Nada ha sido descuidado, ni la parte musical como la artística.
Seguramente la banda lo debe pensar así, y es que lo único que les va restando es salir a girar y ponerse a tono con lo que está pasando en el extranjero. En Chile ellos ya tocaron techo hace rato. Lo que resta es jugársela para llevar -exportar- definitivamente el Death Metalnacional como otra de nuestras insignes denominaciones de origen. Asumo que esta nueva alianza con Australis y la evidente experiencia que ganará Juan Pablo Donoso en su aventura europea como músico de la leyenda Pentagram Chile, van a ser claves en este aspecto.

Cerrando. Nuevamente Australis Records aparece como el líder indiscutido de los sellos en estar editando registros de calidad -para todos los gustos- apoyando a la escena local y de regiones.

Recientemente la banda editó via Australis en formato vinilo el mítico demo Perdition Of Souls.

Andrés Padilla         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>