TRIBULATION – The Children Of The Night

492537Century Media, 2015

Si tuviera que retroceder en el tiempo, cuando por primera vez tuve en mis manos el álbum debut de TRIBULATION (The Horror, -Pulverised, 2009), ni en el más loco sueño habría pensado que seis años más tarde, me encontraría con esta tremenda y formidable aventura musical.  Titulado The Children Of The Night, tercer disco en estudio para el cuarteto de Arvika, Suecia, es algo así como la guinda de la torta que saldría fantasiosamente si cruzamos la finesa del Heavy Metal con el veneno del Black Metal, digerido en una elegante copa de cristal llena de sangre extraída de la última etapa de vida que tuvo la desaparecida agrupación DISSECTION. Todo eso, envuelto en un delicado y cuidado ambiente que se deslumbra con atmósferas suaves que recrean los mejores discos clásicos del Hard Rock Progresivo.

Recordemos que con la salida de su segundo disco, The Formulas Of Death (Invictus, 2013), los evidentes toques progresivos que incorporaron a su estilo fueron el puntapié inicial de este nuevo sendero que le avecina a TRIBULATION, sobre todo ahora que está en una casa discográfica más grande y capaz de conducirlos a otras ligas.

Strange Gateways Beckon, abre de manera formidable y elegante, sonando con composiciones sólidas y acordes a músicos eruditos como Johannes Anderson -bajo y voz-.  Hay que destacar que Anderson – junto al guitarrista Jonathan Hultén, tuvieron un pasado Death Metal con STENCH, con quienes editaron dos trabajos bastante aplaudidos en el circuito.  Sus aliados tampoco se quedan atrás, ya que cada uno de ellos no pierde su tiempo: Adam Zaars -guitarra- se las rebusca con los podridos REPUGNANT; y Jakob Ljungberg -batería- muele cráneos con los daneses UNDERGANG. A pesar de las notorias tendencias Death Metal a su alrededor, TRIBULATION abrió su propio sendero dentro del circuito, eligiendo al Heavy Metal como su hilo conductor.

Considerando que son músicos creados y formados, el talento les sale por los poros y es claro que su relación con la música es muy distinta a la de cualquier artista. Esto queda en evidencia cuando paseamos una y otra vez por los casi sesenta minutos que nos inyectan con este trabajo, que humildemente se asoma como uno de los elegidos para el 2015.

Vale destacar que de las diez piezas incluidas, hay dos instrumentales, Själaflykt y Cauda Pavonis.

TRIBULATION aprendió rápidamente como anticipar su destino.  Visionarios, ortodoxos, elegantes y con estilo, es como se podrían definir estos cuatro caballeros que de manera justa mezclaron lo mejor de sus pasiones en un sonido casi teatral, que parece estar destinado a llevarnos a las grandes ligas.

Junto a bandas como WATAIN, son los herederos del infinito legado del Black Metal, hoy casi disfrazado de un Heavy Metal digerible para todos los oídos.

Andrés Padilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>