OCULTUM: CEREMONIA OCULTA Y PRIMITIVA



El cuarteto santiaguino OCULTUM yace bajo tierra para muchos de nosotros. Tras escuchar su limpio y lúgubre álbum debut Ceremonia Oculta Primitiva nos propusimos poder romper esa muralla que estaba frente ellos, y acercarlos a los oídos de todos los amantes del buen Doom, ese cruento, gutural y visceral. La placa fue editada de manera independiente en formato Digipack, y cuenta con un trabajo artístico de un buenísimo nivel.


Hablamos con Sebastián Bruna -voz y guitarra- para saber más sobre este interesante acto nacional que necesita urgente de toda la atención.

Por Andrés Padilla

slider-ocultum¿Cuéntanos cómo y por qué nace OCULTUM?
Nace como toda banda -creo-, por la necesidad de un grupo de personas con intereses comunes musicalmente, de expresarse. Luego de eso viene toda la evolución que gradualmente se vuelve un compromiso o una obsesión, y que nunca termina de cambiar y enriquecerse, el camino de la tozudez y la porfía. Es una vía de una sola dirección, la de la perseverancia y la insistencia, de creer en todo lo que parece innecesario; somos entes enfocados en nuestro cometido y queremos sonar bien, componer nuestros temas a como de lugar, dejando la vida misma para lograrlo. Evidentemente ha pasado gente por la banda que no lo ve de la misma manera, pero eso nunca ha sido un obstáculo. Finalmente hemos podido conformarnos con convicción y trabajo: Diría que Ocultum nace porque tenía que nacer. Actualmente es hasta algo necesario para nosotros.

¿Cuáles fueron los principales objetivos que se plantearon al comienzo de esta aventura?
Sólo pasarlo bien y poder exteriorizar un montón de pensamientos, resentimientos y energía que la vida día a día te obliga a pasar por alto, darle significancia a lo que para el común de la gente pareciera una pérdida de tiempo, cambiar nuestros rumbos, ser parte de algo que se vuelva significativo en el agobio eterno del existir, la presión craneal del día a día, un martillo de emergencia para romper el vidrio protector de una realidad demasiado estructurada y opresiva… Y además poder tocar la música que nos gusta, tratando de aplicar nuestras influencias sin sonar igual a nuestros referentes (difícil pero posible).}

Si bien es cierto el Doom y todos sus derivados es un sonido que lleva décadas germinando afuera, en Chile son muy pocos los exponentes que se han aventurado a perseguir este sonido. Lo de OCULTUM es además un sonido que captura otros géneros… ¿Cómo nació este acercamiento a este sonido?
Curiosamente Ocultum nunca ha tenido una pauta respecto a su creación. Adoramos los sonidos Sludge, Doom y la Sicodelia. Aún así, los temas nunca han sido forzados por una corriente específica, lo cual creemos se puede apreciar en nuestras canciones, que a veces colindan con lo melódico o sentimental, que saltan de toques Hard Rock a un sonido denso con voces Black Metal… Si nos vamos en esa uno nunca termina de comparar… Simplemente sonamos como nos fluye, dentro de un formato brutal y sincero. Quizá es mucho decir de nuestra parte, los demás juzguen, siempre queremos oír lo que digan de nuestra música, es la idea no?


¿Qué opinión e importancia te merecen y juegan bandas como SANGRIA, ELECTROZOMBIES o YAJAIRA? ¿Qué parte de ellos está en OCULTUM?
Son bandas que dan el aguante en un medio donde esta música es muy impopular. Su sonido aplastante es innegable. Quizá sólo nuestro sonido, o donde queremos llegar como banda sea la diferencia. Respetamos a las bandas chilenas en su totalidad, pero nos cuesta creer que alguien cargue la bandera de algún estilo. Aquí estamos todos en la misma y las jerarquías dejémoslas para los que quieran ser sirvientes. Nada en nuestra música tiene algo de estas bandas, tenemos nuestra propia identidad, energía y expresión, no son influencias para nosotros. Imaginamos una instancia donde todas las bandas que cultivan estos géneros puedan tocar juntas, ¿qué tan difícil puede ser?. Es respetable y notable el trabajo… Tienen una receta que no falla en brutalidad. Nosotros hemos elegido otro camino.

¿Qué es lo que más destacarías del sonido de la banda?
Ocultum es crudeza, peso, psicodelia y una atmósfera densa que traspasa los límites del conformismo haciendo que nuestro resentimiento se convierta en una fuerza sonora sobrehumana. Liberamos en la composición, lo que nos hizo de alguna forma llegar a un punto en el cual fuimos nosotros mismos, Ocultum, y difícilmente otra cosa, o un sonido copiado. En definitiva, destacamos la cualidad del trabajo por sobre la estética, del sentimiento sobre la materia. Creemos que en el disco se nota el esfuerzo por hacer algo sincero, distinto, o por lo menos fuera de los límites que establece el género en $hile, una amalgama pensada y consciente.

Ustedes decidieron seguir el camino de la auto-producción, cosa que respeto mucho. ¿Hubo motivos especiales para eso? ¿Hay algún plan futuro de acercarse a trabajar con otros sellos, ya sea nacionales o internacionales?
Nos encantaría tener un mecenas, ya sea un sello o una persona. Actualmente el panorama no es muy favorable… Fue un riesgo decidir autoproducirse, pero creemos que fue la mejor decisión. Más que una estrategia, es un asunto de energía. Ocultum se debía a sí mismo un despegue autónomo. No faltaron ofertas de sellos, pero ofrecen poco sinceramente, y queremos evitar la precariedad, ya que nuestros planes son a corto plazo, y para eso necesitamos financiarnos. Por suerte mucha gente nos ha apoyado (incluso gente de otras bandas) y podremos grabar algo nuevo en el corto plazo. Sin el interés de todos los que escuchan nuestra música nada habría sido posible.

BAJA¿Cuál ha sido la reacción de los fans y medios respecto a Ceremonia Oculta Primitiva?
No ha sido algo magnífico ni exuberante, pero tampoco esperamos eso. Creo que hemos tenido un flujo de buena energía y la gente precisa se ha dado cuenta de lo que tenemos para entregar. Muchos comentarios, de todo tipo, enriquecen nuestro viaje. Somos agradecidos de cualquier reacción, a nuestra expresión. Esa siempre ha sido la idea, que cause algo, sea lo que sea.

¿Qué fue lo más difícil de lograr en este debut?
Lo más difícil fue todo el debut. Desde tener la banda con dos integrantes, y empezar a componer el disco sin bajista y baterista, hasta tardar un año en grabar el disco. Conocer y pesar por primera vez nuestra inexperiencia en un estudio de grabación, para darnos cuenta rápidamente que había que cambiar. Componer, grabar, editar, terminar el disco… Todo un parto!!!. Muchos ven la música como algo bonito e idílico, ciertamente a esas personas o se les hace muy fácil, o no saben lo que es. Pero luego de que aprendes, no hay vuelta atrás. Quizá lo mejor de este debut, fue descubrir una alianza enriquecedora con músicos de Perú, Richard Nossar -de Don Juan Matus- y Camilo Uriarte, finiquitaron el sonido y la masterización que buscábamos y que resultaron ser particularmente asertivos en lo que la banda buscaba como sonido. Todo esto siempre ha tenido una cuota de azar, de probar.

El trabajo artístico y gráfico realizado en este disco destaca por sí solo por su estética y concepto. ¿Háblanos de lo que quisieron lograr con esto y de qué se influenciaron para lograrlo?
Contactamos a una artista Rusa, Anastasia Karelia, que fortuitamente estaba residiendo en Chile. Afirmamos que ella materializó acertadamente la idea que teníamos del concepto de la carátula. Creo que tuvimos mucha suerte en trabajar con ella. Su dibujo es brutal y único, dejó la vara alta para cualquier gráfica que trabajemos en el futuro.

El concepto es una visión alegórica de una bacanal de excesos y muerte, donde los invitados son seres que no saben que han perecido. En el fondo de la ilustración podemos apreciar una metrópolis contaminada e industrializada. Es una imagen reinterpretada de la alienación del drogadicto consciente que en la periferia encuentra la puerta a un mundo real, un sacrificio cerebral que podría abrir una puerta hacia una realidad cruda  donde no te importa lo que dejaste atrás, sino que buscas la manera de hacer significativo tu pensamiento inconformista y alienado. La Ceremonia se sigue celebrando, en todos los lugares donde ELLOS no quieren mirar. Expresa el odio por el estilo de vida del ser industrializado, la conciencia e identificación con el ser humano explotado y encadenado, y la contemplación y abuso de la droga, usada como herramienta para evadirse conscientemente de una existencia deformada y controlada por los políticos, los medios de comunicación, los empresarios y la Iglesia.

¿Cuál ha sido la experiencia que te ha dado el tocar en vivo en el circuito nacional?
Bueno, no nos movemos en un circuito que digamos tenga muchas oportunidades o organizadores a favor. Casi siempre ha primado la autoproducción. Autos de Fe, 146 producciones, por nombrar algunos, son gente que cree en este sonido y se han dado el trabajo de organizar eventos con buen equipamiento. Pero en general siempre hemos tenido que organizar nosotros mismos las tocatas (pagar por un local, sin recibir nada a cambio). Frecuencia Nacional ha sido otro espacio que nos ha ayudado en varias ocasiones y en un alto nivel de producción; junto a ellos estamos prontos a lanzar un video, pronto se sabrá más al respecto.

Creemos que hemos tenido suerte, ya que en alguna época fue difícil y casi imposible encontrar lugares donde tocar. Respecto a las bandas, algunas ayudan e invitan, otras dicen que ayudan y no lo hacen, otras no ayudan en nada.

¿Qué bandas nacionales que están en el mismo sendero podrías recomendarnos a nosotros y los lectores de Grinder?
Apañamos a La Matanza y A Sad Bada, por la historia que compartimos en el pasado; a Infame, Sangría, Budasses y Lacra, todas estas bandas son gente que conocemos hace un tiempo. En otro estilo, nos gusta mucho Dr. Zaius, brutales e impecables ejecutores de Grindcore, fieles a su pensamiento. Asimismo, recomendamos a Quemos, banda peruana muy clandestina que cultiva el Drone Doom, y logran su oscuro cometido. Por otro lado, en el lado más rockero, recomendamos a Oscuro Matadero y Milotante, bandas que se arriesgan por un sonido quizá no tan masivo. Toke de Keda es una banda que recomendamos por su postura contestataria, es una banda chilena que se ha atrevido a hacer Metal Punk rupturista. Sería la raja tocar más con estas bandas, armar algo nuevo. Últimamente, hemos escuchado a través de bandcamp bandas como Korior y Mandrake. El Metal/Rock está en excelente forma en la desigual y podrida faja de tierra llamada $hile.


¿Cuáles son los planes que tienen para el 2016 o al menos, para el corto plazo?
Estamos prontos a grabar una extensa canción que aún no sabemos si saldrá en formato Split o EP, pero eso dependerá de quien se sume. Este año estamos convencidos de girar fuera de $hile y conocer otros países, otra gente y nuevas bandas. Seguir grabando y componer el nuevo disco, para el cual tenemos toneladas de riffs y atmósferas que sólo esperan a ser materializadas. Esperamos lo mejor y lo peor. Da lo mismo, igual seguiremos molestando con nuestro ruido.

Palabras finales…
Agradecemos el espacio que nos ha dado Grinder y Andrés Padilla a las bandas chilenas, un trabajo honesto que se realiza día a día desde las trincheras, a lo que se han dado el tiempo de leer hasta acá y conocer algo más de Ocultum, esperamos verlos en las tocatas y en todas las Ceremonias del Futuro y les dejamos una frase que nos gusta mucho: “La droga es para los fuertes”. La Ceremonia no es para algunos. Es para todos los que puedan soportarla. Somos nada, haciendo algo. DOOM ON!

OCULTUM
sebabruna@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>