Ya está disponible “Read in Blood”, libro que desmenuza y rememora los 30 años de “Reign In Blood”, clásico de SLAYER.

Para el próximo mes de octubre se cumplirán 30 años de la portada RiBpublicación de uno de los discos más fundamentales de la historia del Metal. Se trata de Reign In Blood, tercer disco en estudio de Slayer, placa que para la fecha de su publicación (1986) causó tal impacto en los jóvenes thrashers de todo el mundo que hasta el día de hoy se sigue tratando como la obra maestra indiscutible del género.El periodista y escritor chileno Patricio Jara, conocido en nuestra escena por atribuirse varias obras relacionadas, entre ellas Pajaros Negros 1 y 2 (entre otros), quiso profundizar y al mismo tiempo, rendirle una especie de tributo a este trabajo, que si lo escuchamos hoy sigue teniendo esa chispa, energía y violencia necesaria que cada placa de este género debiera tener. Son 28 minutos de un holocausto sonoro que sólo genios como Jeff Hanneman (R.I.P.), Kerry King, Tom Araya y Dave Lombardo podrían haber sido capaces de lograr.

Para esa fecha, publicaciones subterráneas como Blowing Thrash Zine, encabezada por Anton Reisenegger publicaban la primera entrevista que Slayer diera a un medio chileno. También en esos años, Chile vivía un momento único en su historia, en medio de una dictadura militar, miles de jóvenes entusiastas se auto tildaban de thrashers y al ritmo de bandas como Slayer, fundaron los cimientos de una sólida escena musical que hasta el día de hoy arde como la lava de un volcán. Tanto Reisenegger, como muchos otros actores de esta escena metalera local, hablan, recuerdan y comentan este poderoso e incomparable disco que, con su catarsis colectiva, fue capaz de embrujarnos eternamente.Las casi ciento setenta páginas de Read In Blood, serán el desayuno perfecto para zamparse la historia que esconde este tremendo trabajo. Histórico, único e irrepetible.Hablamos un poco con Patricio Jara, el autor de esta investigación.Por Andrés Padilla

mono pato¿Por qué hacer un libro de Slayer? ¿Tiene que ver que Tom Araya sea chileno?

El libro es esencialmente sobre el Reign in Blood, su historia, su sonido, sus letras y su arte de carátula. En octubre se cumplen 30 años y es un buen momento para repasar su historia, especialmente cómo el disco llegó a Chile y el impacto que provocó en ese tiempo. De algún modo, hablar de ese disco en particular es hablar de toda una generación. O bien de muchas generaciones, pues el disco ha pegado de modos distintos a través del tiempo. Por eso que la segunda parte del libro es una reseña, canción por canción, hecha por músicos nacionales de bandas como Sadism, Atomic Aggressor, Recrucide, Nuclear, Pentagram, The Ganjas, Conflicted, Unaussprechlichen Kulten, Cerberus y Thornafire. Como yo no soy músico, preferí invitarlos a ellos a participar desde su experticia y sus vivencias.

¿Alguna vez has estado con Tom Araya o los miembros de Slayer? ¿Cuál fue tu impresión? ¿Qué opinas del Slayer actual?
Sí, y pude entregarle una copia de “Pájaros negros”, donde se rescata la primera entrevista que dio a un periodista chileno, Alberto Fuguet. Quedó muy impresionado por el libro y por ese diálogo de casi diez páginas. Me pidió hablar en español y supongo que el libro le sirvió para practicar. El Slayer actual, todos lo sabemos, no es el mismo de hace unos años, pero “Repentless” me parece un muy buen disco. Tiene tres o cuatro temas que están a la altura de lo mejor de su material.
¿Es posible hacerle llegar una copia de tu libro a la banda? ¿Lo has pensado?
Seguro que sí. No es el primer libro que se escribe sobre ellos, aunque sí es el primero en español.
Si tuvieras que comparar al Reign in Blood con otro disco fundamental que le haga el peso, ¿cuál sería?
De la misma época, The Legacy de Testament. Lo digo más bien por la cercanía generacional, geográfica y el momento en que se publicó.
¿Qué dato freak te sorprendió en esta investigación? ¿Algo que realmente te haya dejado sorprendido?
Lo que ocurrió con el cuadro que pintó Larry Carroll para la carátula. Una pintura de 90 x 90 centímetros que nadie sabe dónde está. En el libro se cuenta todo el proceso, por qué se perdió y quién es el culpable.
¿Cuáles son tus 10 discos favoritos de toda la historia del thrash?
Sin un orden específico, dejando fuera varios de Slayer, y entendiendo al thrash como un género amplio que involucra varias categorías, podrían ser: Spiritual Healing y Symbolic de Death; Symphonies of Sickness de Carcass; Abigail y Them de King Diamond; The Blackening de Machine Head; Left Hand Path de Entombed; Unquestionable Presence de Atheist; Altar of Madnessde Morbid Angel y Arise de Sepultura.
Tienes un pasado como editor de fanzines en tu ciudad natal. ¿Por qué dejaste de hacerla? ¿Alguna vez te dieron ganas de retomar esa senda?
Fue básicamente porque los estudios de tercero y cuarto medio (1990-1991) no me dejaron tiempo. En primer año de universidad quise reincidir, pero quedó apenas en un buen deseo. Sí hice otras revistas, pero no necesariamente de metal, aunque de pronto hablábamos de algunos discos y algunas bandas.
¿Donde se puede comprar Read in Blood?
En todas las librerías de Chile y también en el circuito de tiendas especializadas on-line. Por lo pronto, también estará desde la próxima semana en The Knife, Rock Music y en algunas tiendas del galpón Víctor Manuel de Franklin.
Teniendo en cuenta el prontuario de libros que has editado, no es sorpresa que en un corto plazo aparezcan nuevas obras. ¿Van a seguir siendo relacionadas con el metal? ¿Por ejemplo, un libro de Master of Puppets?

Los treinta años del Master se cumplieron en marzo, si no me equivoco, pero nunca he sido un gran fan de Metallica. Hay un proyecto de acompañar a una banda nacional en gira a Europa. Hacer un diario del tour día a día, pero no puedo decir mucho más hasta que resulte.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>