INFERNAL DOOM – Nobody Said It Was Easy

595007
Nobody Said It Was Easy
Deculto Prods, 2016

La existencia de bandas magallánicas, y sobre todo metaleras, siempre ha sido un caso especial para una escena que sigue siendo, al igual que el país, muy centralizada. ¿Por qué lo digo? Son muy pocas las agrupaciones que desde el gélido rincón del país, han podido llamar la atención de los devotos fanáticos del Metal. Con suerte, alguna de ellas logra visitar “el norte” y hacerse un poco más conocidos.

En este caso, INFERMAL DOOM es un ejemplo claro de que a veces la calidad y técnica no basta para lograr objetivos. Falta también el compromiso y la meticulosa tarea de conectarse con la escena, tanto Chilena como extranjera.

Con la edición de su tercer disco en estudio titulado Nobody Said It was Easy, el trío fundado por Jaime Bustamante (voz y guitarras), trata de golpear la mesa para poner su marca registrada, esa que han venido cultivando desde su concepción en un ya lejano ’99. Junto a sus colegas de banda como Miguel López (bajo) y Hermes Leiva (batería), Bustamante supo capitalizar sus energías e ideas en una nueva entrega que mantiene intacto el espíritu original del grupo.

Ustedes podrán imaginar, sobre todo si no los han escuchado antes, que INFERNAL DOOM es una banda que toca Doom Metal. El nombre lo dice todo. Pero lo cierto es que su filoso e intrincado sonido no es otro que un Death Metal ácido, lleno de armonías altas y bajas, solos de guitarra y complejos arreglos que se perciben a lo largo de los nueve cortes que incluye este esfuerzo. Death Metal técnico por donde se le mire.

Bustamante también juega a desafiarse a si mismo, con un estilo vocal un tanto difícil de tragar y ejecutar. A veces me recuerda un poco el espíritu que tiene TORTURER o los viejos discos de SADUS o RIPPING CORPSE. En la parte técnica, podría hacerse un paralelo con la etapa de The Sound Of Perceverance (1998), de los desaparecidos DEATH. Lo cierto es que INFERNAL DOOM logra encender la llama del Metal de una manera poco común en estos lados, que estamos acostumbrados a las voces guturales y una violencia desatada en la parte rítmica.

Junto a bandas como EXANIMATVM, podría decir que son dos de los mejores representantes de lo que pasa en tierras magallánicas.

Sólo queda aplaudir este tipo de entregas y esperar el definitivo salto que tanto anelan estas agrupaciones. A veces escapa a sus manos, a sus capacidades y simplemente lo mejor es pensar que se entrega todo por un bien común, que es “mantener viva la esencia original de este movimiento”.

Andrés Padilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>